Ruinas de Kuelap: la nueva maravilla de Perú

¿Estás por viajar? Reservá tu hotel en Perú, y en muchos otros destinos!


Desde hace unos años, muchos turístas con destino Perú en su viaje de aventuras se dirigen a unas ruinas que los dejan maravillados. No estamos hablando de Machu Picchu, sino de las ruinas de Kuelap, ubicadas al norte del país y que prometen una experiencia tan inolvidable como en las ruinas cercanas a Cusco. ¡Vamos a conocer la Fortaleza de Kuelap!

Cómo llegar a las Ruinas de Kuelap

Para acceder a este maravilloso sitio arqueológico hay tres opciones: un trekking de aproximadamente 3 horas desde el pueblo más cercano, llamado Nuevo Tingo, o bien ir en auto (hay taxis y combis disponibles) en menos de 20 minutos por una nueva carretera que te deja en la entrada del complejo arqueológico.

Ruinas de Kuelap, ubicadas en un entorno natural único

Ruinas de Kuelap, ubicadas en un entorno natural único

La tercera opción para llegar a la base de Kuelap es una reciente incorporación provista por el gobierno local: un telesférico permite a los turistas llegar desde Nuevo Tingo hasta la base de las ruinas en menos de 20 minutos. Por supuesto, es también la opción más cara (USD 18 por persona).

La mayor ciudad cercana a las Ruinas de Kuelap es Chachapoyas, ubicada 70 kms al norte. Se puede llegar a Chachapoyas desde Lima con vuelos doméstico, haciendo escala en Tarapoto, o bien en micro desde varias ciudades del Perú incluyendo a su capital, Tarapoto, Chiclayo, entre otras.

Cuándo ir a Kuelap

La época de lluvia en esta región de Perú va desde noviembre hasta abril y debido a las condiciones naturales, puede representar alguna complicación para los turistas. Puede ser una buena opción visitar las ruinas de Kuelap en mayo o bien en septiembre-octubre.

Ruinas de Kuelap, la apuesta del gobierno peruano

Un desafío de las autoridades peruanas de turismo es el de disminuir la cantidad de turistas que visitan las mega populares ruinas del Machu Picchu. Es sabido que esta ciudad antigua está sobre explotada y en pocos años se deberá disminuir drásticamente la cantidad de personas que la visitan para poder mantener su conservación.

Por esto, la Fortaleza de Kuelap aparece en el mapa como la nueva apuesta del Perú. Unas ruinas que por su historia, sus características arquitectónicas y en impactante entorno natural pueden competir codo a codo con las de Machu Picchu. El gobierno peruano está incentivando con todo lo posible el turismo a esta región: nuvos vuelos domésticos desde Lima, servicios de translados hacia la base del complejo arqueológico, el nuevo telesférico, servicios al turista, entre tantos otros.

Actualmente, menos de 50 mil personas al año visitan las ruinas de Kuelap, mientras que a las “hermanas mayores”, Machu Picchu, acceden cerca de 1.2 millones de personas cada año.

Kuelap, un paseo en soledad

Uno de los principales atractivos de visitar Kuelap es, sin dudas, la soledad. A diferencia de otras ruinas infestadas de turistas, en Kuelap encontraremos muchos más animales autóctonos que personas. ¡Imaginense recorrer unas ruinas milenarias en soledad!

Podremos recorrer las ruinas de la ciudadela de Kuelap prácticamente solos

Podremos recorrer las ruinas de la ciudadela de Kuelap prácticamente solos

Si bien, como dijimos antes, el gobierno peruano está empujando el turismo a esta zona, durante algunos años más el turista podrá ir a las ruinas de Kuelap y disfrutar de un entorno cultural y natural único prácticamente en soledad. Hagamos cuentas: 50.000 visitas al año significan 137 al día, tan solo 17 turistas por cada hora que el complejo permanece abierto. ¡17!

Es realmente mágico pasear por el complejo de más de 6 hectáreas, perderte en sus caminos, en sus edificaciones, y disfrutar de una completa paz, silencio y de ningún tipo de interrupción.

Historia de las ruinas de Kuelap

Este sitio se descubrió a principios de 1800, pero no fue explotado en absoluto hasta mitad de ese siglo. Las condiciones climaticas de la zona, con muchas lluvias y una vegetación extremadamente frondosa, hacían muy dificil su exploración.

Esta zona monumental es anterior al Imperio Inca. Perteneció a la cultura chachapoya, cuyos inicios se remontan al siglo VIII. Se desconoce exactamente en qué año fue levantado el monumento y las edificaciones de Kuelap.

La función de las hoy ruinas de Kuelap no es exacta. Si bien se estima que pudo haber sido una fortaleza, por su ubicación y solidez de sus construcciones, especialistas indican que más bien pudo haber sido una zona de refugio ante emergencias climáticas.

Por lo que se puede ver hoy en las ruinas, los historiadores estiman que el final de Kuelap tuvo que ver con una masacre de gran porte, posiblemente por conflictos de poder o territoriales. No se descarta la invasión de Kuelap por parte de otra civilización de la zona.

Qué ver en Kuelap

El complejo arqueológico comprende más de seis hectáreas y está ocupado en parte por edificaciones pero también por jardines, bosques y selvas, etc. Las distintas elevaciones también caracterizan a este lugar. Desde el pico de 3100 metros se puede dimensionar la grandeza de Kuelap: 1.5 kilometros de muro de 20 metros de alto, que servían como fortaleza de esta ciudad.

El muro de 20 mts de alto y 13 kms que protege las ruinas de Kuelap

El muro de 20 mts de alto y 13 kms que protege las ruinas de Kuelap

Acceso principal a Kuelap

Desde aquí se pude ver la gran muralla perimetral, en gran estado de conservación, y la puerta por la que ingresaban los miembros de alto status de la sociedad antigua. Los símbolos en las inmediaciones de esta entrada valen la pena un especial detenimiento en cada área del primer sector.

Templo Mayor

Uno de los edificios de mayor importancia de todo el complejo, de más de 13 metros de diametro, se utilizaba para distintas ofrendas, mayormente humanas.

Plataforma circular

Ubicada sobre la muralla sur, se estima que aquí residió quien fuese la máxima autoridad del templo. Restos indican que en esta plataforma ocurrió una lucha de majestuosas dimensiones que dieron final a la civilización de Kuelap.

Callanca

El edificio más grande de todo el complejo, de la época Inca, y que debió haber tenido propósitos ceremoniales, religiosos y culturales.

El acceso a la Fortaleza de Kuelap

El acceso a la Fortaleza de Kuelap

La ciudad de Kuelap

Más allá de las grandes edificaciones en Kuelap, también se pueden observar restos de algunas de las más de 400 casas que daban refugio a más de 3000 personas que estiman vivían constantemente en este lugar.

El Tintero

Para muchos, el sitio arqueológico de mayor importancia y uno de los imperdibles dentro de las ruinas de Kuelap. Se desconoce el uso de esta construcción, pero sus dimensiones y su estado de convervación lo convierten en uno de los más promocionados.

Conclusión

Visitar las ruinas de Kuelap es una experiencia que cada vez irá ganando más adeptos. Una combinación excelente de ubicación, entorno, historia y más elementos la transforman en un sitio arqueológico que dejará sorprendidos a todos los que lo visiten. De a poco, y con la ayuda del empuje gubernamental, este sitio irá ganando popularidad por lo que es altamente recomendado no dejar pasar mucho tiempo para visitarlo y así poder disfrutarlo en cierta soledad.

Dependiendo del tipo de viajero que seas, puedes hacer la visita a Kuelap por tu cuenta o bien contratar algún tour especializado de la región. Una buena opción es la de este hostel en la ciudad de Chachapoyas, que además de proveer alojamiento ofrece tours guiados a las ruinas y a otros atractivos turísticos de la zona.

Booking.com

O bien compara precios de hoteles en más sitios utilizando Trivago. ¿Pensaste en alojarte en un apartamento? ¡Conocé airbnb!

Tambien puede interesarte...

Los viajeros andan diciendo...

  1. Sabrina dice:

    Un lugar magico en Peru conocido por muy poca gente ya que la mayoría se queda con otros atractivos mas populares del Perú.. pero las ruinas del Kuelap son maravillosas sobre todo su entorno te deja sorprendido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *