Bélgica: nuestra experiencia viajando a Brujas, Gante, Bruselas y Amberes

¿Estás por viajar? Reservá tu hotel en Amberes, Bélgica, y en muchos otros destinos!


En una de nuestras visitas al continente europeo (a decir verdad, no de los primeros, hemos rezagado bastante este destino) nos decidimos por viajar a Bélgica, uno de esos países de los que todo el mundo habla pero que -al menos en nuestro caso- nunca había estado arriba en la lista de prioridades. En esta nota les narraremos lo que fue nuestro recorrido por Bélgica, de poco más de una semana, qué ciudades valen la pena visitar y cuánto tiempo, qué hacer en cada destino y sobre todo, esas cosas que todo viajero quiere leer antes de su viaje para no llevarse ninguna sorpresa.

Algunas cosas que queremos decir de Bélgica

Ya habíamos finalizado de escribir nuestra “reseña” de cada una de las ciudades de este país, y sentíamos que nos faltaba algo para describir por completo a Bélgica. Así que decidimos incluir estos párrafos primero, como una primera impresión de lo que el turista puede esperarse.

Viajar a Bélgica nos resultó muy distinto a las experiencias en otros países europeos. Mucho menos “europeo” que Londres o París, pero también mucho menos “latino” que Madrid o Roma, nose si se entiende.

El contraste que encontramos en este país es realmente notorio. Pobreza y caos en su capital, Bruselas, y encntadores pueblos de cuento (como las zonas céntricas de Brujas o Gante) rodeados de ciudades que también son algo caóticas.

En resumen, y como siempre decimos depende la opinión de cada uno, para nosotros viajar a Bélgica amerita de 1 a 3 días que puedas sumarle a tu viaje a París o a los Países Bajos. Y requiere mucha preparación del viaje para optimizar tiempos: es que en unas pocas horas podrás hacer lo que realmente vale la pena de la ciudad, pero si no vas organizado vas a perder muchas horas más en medio del caos belga.

Ahora si, vamos a repasar una por una las 4 principales ciudades que todo turista piensa en visitar en Bélgica: Bruselas, Brujas, Gante y Amberes.

Bruselas, tierra de desencantos

Mi punto de arribo a Bélgica fue a través de su capital, Bruselas, que es además la sede administrativa de la Unión Europea. Llegué en bus (primer error, más abajo les contaremos el motivo) a la estación Norte (Nord Gare de Bruxelles) y aquí ya empecé a toparme con el “espíritu belga”.

Mea culpa: llegué a Bruselas sin mucha preparación. Allí me iba a encontrar con mi hermana y un amigo, y ellos habían hecho las preparaciones (reservar alojamiento, planificar itinerarios, etc.). Sabía que el hostel estaba a 4 cuadras de esta estación y tenía un e-mail con la dirección. Nada más.

Nunca, nunca, me costó tanto llegar a un lugar como a ese hostel en Bruselas. Soy una persona con buen sentido de la orientación, pero aún así, me fue 10 veces más difícil de lo que debería (¡apenas 4 cuadras!). En los alrededores de la estación Norte (y luego comprobé que en casi todo Bruselas) no hay conexiones wifi libres, al menos en ese momento.

Para peor: persona a la que le preguntaba, no me sabía responder (notando en ellos un total desinterés de ayudarme). Le pregunté a un oficinista local, a mujer con aspecto de turista, hasta a un policía. Ninguno me supo orientar. En fin, ante la falta de recursos tecnológicos y amabilidad humana, decidí empezar un city tour a pie por Bruselas, en algún momento iba a llegar al hostel.

Dónde alojarse en Bruselas

Cuándo finalmente llegué a mi hostel, todo empezó a cambiar un poco. Esa sensación de poder tirar el equipaje y exhalar todas las malas energías, nunca la había disfrutado tanto. El hostel estaba ubicado muy cerca de la estación De Brouckere, zona que recomiendo para cualquier turista que busque dónde dormir en Bruselas.

Muchos hoteles (para todo gusto y bolsillo), mucho movimiento (lo cuál la convierte en una zona segura, al menos da esa impresión y contraste con otras zonas de Bruselas que mencionaré luego) y sobre todo, cerca de muchos puntos clave: del metro, walking-distance de las estaciones Norte y Central, de la plaza central (Grand Place, que describiré luego), etc, etc.

Pueden entrar aquí para ver ofertas de hoteles y reservar con la seguridad de Booking.

Cómo moverse en Bruselas

Si bien se trata de la ciudad más poblada de Bélgica, moverse a pie en Bruselas sea seguramente la mejor opción para el turista. En un día sobra el tiempo para visitar la zona céntrica y todos los atractivos allí ubicados, por ejemplo.

Para el resto de los destinos, los que se ubican fuera del área central delimitada por la avenida R20, y entre los cuales encontramos la sede de la Unión Europea o el Parque Mini-Europe (que describiremos después), lo mejor es ir en metro. La red de metro/subte en Bruselas te llevará a todos los puntos que como turista te van a interesar.

Mapa del Metro de Bruselas

Mapa del Metro de Bruselas

Qué hacer en Bruselas

Voy a ser honesto. No hubo nada en Bruselas que me vuelva loco, algo difícil de decir en una capital Europea. Abajo voy a mencionar, por supuesto, lo que más vale la pena según mi humilde opinión, sin antes recomendarte:

  • Si planeas un viaje apretado de tiempos por Europa, puedes pasarte por alto Bruselas sin problemas
  • Si, en cambio, tu viaje será más holgado en tiempos, aún así no le dediques más de un día a esta ciudad

Todo debería comenzar por un city-tour con el que recorrer la zona central de esta ciudad. Tomemos como referencia el Grand Place de Bruselas (plaza central):

Se trata de una bella place, de un típico estilo para la zona y mundialmente famosa por la belleza y riqueza de los edificios que la rodean: el ayuntamiento, el Town Hall, la Casa del Rey/Museo de la Ciudad de Bruselas, este último el que a mi más me impactó. Es considerada por muchos una de las plazas más lindas de Europa y en 1998 fue declarada Patrimonio de la Humanidad. La Plaza Central de Bruselas es también, por supuesto, el centro social de la ciudad y a toda hora podremos encontrar allí multitudes de locales y turistas, sacando fotos o simplemente sentados disfrutando un lindo momento.

Una inmensa carpeta de flores decora cada agosto la Grand Place en Bruselas. Detrás, en el medio, el bello edificio del Museo de la Ciudad de Bruselas

Una inmensa carpeta de flores decora cada agosto la Grand Place en Bruselas. Detrás, en el medio, el bello edificio del Museo de la Ciudad de Bruselas

Cada agosto, el Grand Place de Bruselas es decorado por una inmensa alfombra con más de 500 mil flores y plantas típicas de la región. No tuve la suerte de coincidir, pero dicen que es hermoso ver la plaza así.

El city tour por Bruselas debe continuar en forma obligada perdiéndote por los callejones que componen el centro de la ciudad. Allí vas a encontrar más de una sorpresa, edificios, locales comerciales y ferias, populares marcas y algunos de los símbolos de Bélgica.

Entre esos símbolos están, por ejemplo, el jardín botánico, la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula y el Manneken Pis, una estatua que, si como yo no comprendes mucho de arte, te vas a quedar preguntándote cómo se hizo tan popular. Se trata de una estatua/fuente de un niño orinando, tan pequeña, que nos costó encontrarla. Claro, hasta que dijimos “debe estar detrás de esa multitud”. El Manneken Pis es, para mi, el símbolo que representa la desilución que me llevé con esta ciudad… Pero no quiero condicionarlos 😉

Alejada del casco histórico y nuestro próximo destino será la sede de la Unión Europea. Mi hermana, compañera de aquel viaje, fanática de la política, me llevó de los pelos a un lugar al que sino, quizá no hubiese ido. Y realmente, salvo que tengas algún interés político atrás, se trata de un edificio que no dice mucho. Eso si, muy cerca está el Parc du Cinquantenaire, muy bonito, que aloja también el recomendado Museo Real de las Fuerzas Armadas y de Historia Militar.

Espectacular jardín botánico en el Park Laeken en Bruselas

Espectacular jardín botánico en el Park Laeken en Bruselas

En el otro extremo ubicamos a la “Mini-Europa“. Se trata de un parque que recrea a todos los países europeos en miniatura. Simpático, si, pero nada espectacular. Cerca de él encontraremos el inexplicable átomo gigante (Atomium), y el Parque Laeken, en el que se encuentran los si recomendables jardines de Serres Royales De Laeken (un espectacular jardín botánico. Ojo, no abre todo el año y en temporada alta la fila de ingreso será eterna) y Monumento a Leopoldo 1.

Mi conclusión de Bruselas

Estatua L'Agent 15 en Bruselas

Levante la mano el que tenga la misma foto en la estatua L’Agent 15! 🙂

Una ciudad que tranquilamente puede no ser visitada en tu viaje a Europa. Si te sobran los días, dedicarle uno completo a Bruselas será suficiente para un city-tour por la mañana y a la tarde repartir en una visita al Parc du Cinquantenaire (al oeste) y al Parc de Laeken (al norte).

Brujas, la joya belga

Es la ciudad más visitada de Bélgica, con más de 3 millones de viajeros por año; por su red de canales es llamada “la Venecia del Norte”; y es lo suficientemente pequeña como para recorrerla a pie en pocas horas. Por todo esto te invitamos a conocer Brujas en un día (o un poco menos).

Fue fundada en el siglo XI alrededor de una fortaleza del siglo IX, pero del Siglo XV al XX permaneció prácticamente desconocida, lo que le permite ser hoy una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo.

A principios del siglo XX, cuando la ciudad estaba muy abandonada y sumida en la pobreza, fue objeto de una profunda restauración, convirtiéndose en un importante destino turístico, y en el año 2000 Brujas fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (ver).

Qué visitar en Brujas

Plaza Mayor: También llamada Markt, por el mercado que se realiza todos los sábados, es el centro neurálgico de Brujas.

Belfort: Se encuentra en la Plaza Mayor y es la torre más característica de Brujas. Es necesario subir 365 escalones para llegar a la parte más alta, pero vale la pena porque desde allí se obtienen las mejores vistas de la ciudad.

Belfort, campanario en la Plaza Mayor de Brujas

Belfort, campanario en la Plaza Mayor de Brujas

Burg: Segunda plaza más importante de la ciudad, pero para muchos la más bella de Brujas.

Stadhuis: El edificio más característico del Burg es sin duda el Ayuntamiento. Su fachada data de finales del siglo XIV.

Ayuntamiento den la Plaza Burg de Brujas

Ayuntamiento den la Plaza Burg de Brujas

Onze Lieve Vrouwekerk: La Iglesia de Nuestra Señora es la iglesia más famosa de Brujas y su torre de 122 metros es la más alta de Bélgica.

Para los amantes de los museos, pueden visitarse:

Museo Gruuthuse: una mansión medieval que hace retroceder 5 siglos.

Museo Groening: el museo de arte más importante de Brujas.

Cómo llegar a Brujas

Desde Bruselas, llegar a Brujas será tan sencillo como tomar cualquier tren que salga desde las estaciones Norte, Sur o Central. Encontraremos frecuencias cada cerca de media hora y el viaje será de poco menos de una hora y media. Una buena opción es hacer parada intermedia en Gante, de la que hablaremos más abajo.

Pero como muchos turistas deciden ir a Brujas sin pasar por Bruselas, deben saber que hay dos formas principales y recomendadas de llegar a esta ciudad belga. Existen servicios de tren a Brujas desde París, Londres, Amsterdam y otras ciudades europeas. Algunos de ellos realizan conexión. Por otro lado, hay buses a Brujas por muy bajo costo, aunque también mucha menos comodidad.

La opción de ir en avión a Brujas será mucho más acotada. El aeropuerto más cercano es el de Ostende (OST) y recibe pocos vuelos comerciales desde no muchas ciudades europeas. Para nosotros la mejor opcíon es llegar a Bruselas y, aunque sea sin poner un pie en la ciudad, ir desde allí en tren a Brujas.

Conclusión de mi visita a Brujas

Esta ciudad es hermosa, no podría decir que no. Tiene todo el encanto para enamorar a cualquier turista que la visite, tiene personalidad, belleza… El tema es que, a mi, simplemente no me enamoró. Brujas me pareció la ciudad de una gran postal turística, de esas que enviamos a nuestros familiares, un destino muy pintorésco, pero no más que eso, un hermoso destino. A continuación les intentaré contar el motivo por el que siempre recomiendo a Gante como EL lugar a visitar en un viaje a Bélgica.

¿Buscas hoteles en Brujas? Intenta aquí!

Gante, mi joya medieval belga

Si hay algo que me dejó deslumbrado en mi viaje a Bélgica fue la visita a Gante (Ghent). No solo eso: acostumbrado a leer foros de viajes, siempre me sorprendo de cómo la mayoría de los turistas hablan tanto de Brujas y no de Gante. Es algo que para mi no tiene fácil explicación.

Centro Medieval de Gante

Centro Medieval de Gante

Gante no es sólo un destino turístico. El 90% de la ciudad no tiene mucho que decir, la verdad. Pero el centro, un barrio medieval intacto, allí donde se enfrentan la Iglesia de San Nicolás con el Korenmarkt de Ghent, fue uno de los lugares que más me asombró en la vida. Sacado de un cuento, uno muy viejo, todos los callejones de adoquines y los edificios antiguos te invitan a perderte por horas, descubrir cada rincón y desear haber pasado menos tiempo en Bruselas o Brujas para poder recorrer más de esta ciudad.

Cómo llegar a Ghent

La mejor y diría la única forma que debes considerar para llegar a Gante es en tren. Puede ser desde Brujas o desde Bruselas (se encuentra a mitad de camino entre ambas). El viaje es rápido, cómodo y nada caro. Vas a llegar a la estación St Pieters, en las afueras de la ciudad.

La mejor forma de ir desde la estación hasta el “caso histórico” es en tranvía (el nro 4) o en colectivo (el 21 ó 22). En ambos casos, vas a recorrer las afueras de Gante y seguramente pienses “¿esto era Gante?”. Es que fuera del casco histórico (la zona medieval), Ghent es una ciudad normal, sin mucho color (para colmo nosotros la visitamos en un día nublado y lluvioso), que no dice mucho.

Sin embargo cuando nos bajemos del transporte público, a 50 metros de Sint-Niklaaskerk (Iglesia de San Nicolás, la más importante iglesia en Gante), ya nos daremos cuenta porque decimos que esta ciudad se merece un lugar en consideración compitiendo con Brujas. Quién gane, dependerá de cada uno.

Qué hacer en Gante

Sin lugar a dudas, lo mejor que uno puede hacer en esta ciudad es perderse en sus callecitas o callejones, llamenle como quieran. Durante nuestro recorrido, nos inventamos una regla: cuando al adoquín se transforme en asfalto, era señal de que se terminaba la parte bonita de la ciudad.

El río y la ciudad de Gante de noche

El río y la ciudad de Gante de noche

El punto de partida será la Iglesia  San Nicolás, en pleno centro del caso histórico. Hacia el este podremos encontrar muchos edificios que te llamarán la atención, y para los que recomendamos un guía que te haga un city tour y te cuente algo de la fascinante historia de la ciudad. El Het Belfort van Gent (y su torre), el Sint-Baafsplein y el Korenmarkt Gent son algunos ejemplos arquitectónicos tradicionales de la ciudad.

Durante tu recorrido por el centro de Ghent te chocarás con un edificio que contrasta con todo lo demás. Se trata del Pabellón municipal, una estructura bien fea que vaya uno a saber a quién se le ocurrió meter en medio de tanta belleza.

El segundo recorrido recomendado (siempre manteniendo la caminata sobre calles de adoquines, recuerdenlo) es sobre el río Lys. Comenzaremos en el St Michael’s Bridge (muy cerquita del Mc Donalds, como punto de referencia). Por cierto, nosotros nos alojamos en el Hostel Uppelink a 20 metros del puente y al costado del río, muy recomendado para hospedarte en Gante!

El paseo desde el Puente St Michael en dirección norte, bordeando el río, es hermoso. Más que río, se trata de un canal grande, con muchas embarcaciones (por supuesto, hay tours en barco, aunque algo costosos), flores y por supuesto, paredes de piedra de los afortunados edificios que protegen al Lys. La caminata hasta el próximo puente será de apenas 200 metros y de 300 metros para llegar al puente de la calle Kleine Vismarkt, que deberemos cruzar para entrar al distrito norte de Gante.

Aquí, lo más destacado es su actividad comercial (con infinidad de negocios y restaurantes) y sobre todo el castillo fortificado de Gravensteen, sobre el río. También llamado el Castillo de los Condes, se trata del único castillo medieval en toda la región que permanece intacto, incluyendo a todo su sistema de defensa. Intenta hacer un city tour que incluya su entrada, vale la pena y muchos tours consiguen pases más económicos para visitarlo.

Conclusión de Gante

Canales y edificios medievales en Gante

Los edificios, el canal, la “azul y oro” ayudaron a sobrellevar el mal clima en Gante

Se trata como habrán notado de la ciudad que más me gustó en mi viaje a Bélgica. Sea corto o largo tu viaje a Europa, recomiendo pasar un día por esta ciudad y recorrer sus calles. No siento tan importante visitar el interior de sus edificios, incluso puedes evitar un tour explicativo. Perderte en los callejones medievales de Ghent será una experiencia única.

Sin lugar a dudas, fue una de las mejores experiencias en esta región de Europa conjuntamente con la visita a Lunxemburgo, aunque esta quedará para otro artículo.

¿Buscas hoteles en Gante? Intenta aquí!

Amberes, fusión de cultura, modernidad e historia

La segunda ciudad más grande de la región, en la que se encuentra uno de los puertos más importantes de todo Europa, y en la que sin duda se puede encontrar el movimiento cultural y nocturno más importante de Bélgica. Estamos hablando de Amberes, una ciudad que no hemos tenido el placer de visitar tanto tiempo como nos hubiese gustado (apenas estuvimos 6 horas) teniendo en cuenta todo lo que hay para hacer.

Ayuntamiento de Amberes, Bélgica

Ayuntamiento de Amberes, Bélgica

Como en la mayoría de las ciudades bélgas, las plazas centrales están relacionadas con los mercados. Es que en estos espacios públicos funcionaban (y en algunos casos aún funcionan) los mercados dónde los locales hacían sus compras. La Grote Markt de Amberes, si bien no es tan bonita como la plaza en Bruselas, esconde una energía y una magia encantadora. Destaca el edificio del Ayuntamiento, en plena plaza.

En todos los sitios de viajes hablaban de la Catedral, aunque realmente el edificio nada tiene que ver con lo que uno se podría imaginar, no vale la pena. Si nos gustó la iglesia de St. Carolus, muy cerquita de la catedral.

Seguramente, en tu viaje a Amberes, vayas a llegar a la estación central (Antwerpen-Centraal). Bueno, se trata de uno de los edificios más hermosos de la ciudad así que, apenas llegues y aunque estés cansado del viaje, dedicale un rato a recorrerlo y admirarlo.

Como hemos dicho, la movida cultura y nocturna de Amberes es de las más populares en todo Bélgica. Hay numerosos teatros y bares en los que pasar buenos momentos durante tu viaje. Lamentablemente, no hemos tenido el placer de concurrir a ninguno.

¿Buscas hoteles en Amberes? Intenta aquí!

Conclusiones del viaje a Bélgica

Un país que a nivel general no me maravilló, pero que en Gante encontró su punto máximo y un lugar que sin lugar a dudas recomiendo conocer. No me canso de opinar en distintos foros que en Bélgica hay que conocer Gante por sobre Brujas. Pero bueno, años y años de marketing turístico sobre esta última sin lugar a duda le ganan a las opiniones de mi persona.

¿Mi recomendación? Con una mañana en Brujas y una tarde + noche en Gante pueden darse por satisfechos para conocer lo mejor de estas dos ciudades. Pasar la noche en la zona medieval de Gante es increíble, y ni hablar si les tocó algún espectáculo callejero. Así, podrán despertar en Gante bien temprano y partir hacia dónde continúe su viaje. ¿Qué sugiero? Luxemburgo! En breve prometo subir la nota con mi excelente experiencia de viaje en Luxemburgo!

Booking.com

O bien compara precios de hoteles en más sitios utilizando Trivago. ¿Pensaste en alojarte en un apartamento? ¡Conocé airbnb!

Tambien puede interesarte...

Los viajeros andan diciendo...

  1. Patty Galicia dice:

    Brujas es un lugar magico y hermoso! En verano es calido puedes andar comodamente, si piensan ir de paseo recomiendo quedarse al menos una noche en el hotel Canal View con vista al canal, toma el turibus primero que nada y de ahi sabras a que lugares ir por tu propia cuenta! Puedes caminar ya que el lugar es pequeño y caminando puedes recorrerlo sin problema! Tienes que probar las papas fritas y el chocolate!!!

    • MiViaje.Info dice:

      Mmmm chocolatee…. 🙂 muy buenas sugerencias Patty, muchas gracias por compartirla con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *